Juan Pablo Duarte

Haga clic en la imagen para leer la poesía
Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte es el héroe principal del pueblo dominicano. Nació en la ciudad de Santo Domingo el día 26 de enero del año 1813 y fue bautizado el 4 de febrero del mismo año. Su padre, Juan José Duarte, fue comerciante próspero y trabajador que desarrolló su negocio de efectos de marina y ferretería en general en la zona del puerto del río Ozama, negocio único en su género en esta ciudad. Se afirma que don Juan José Duarte era un hombre de carácter fuerte, siendo el único comerciante que en el año 1822 se negó al manifiesto de la anexión a Haití.
Su madre se llamó Manuela Diez y era una mujer dedicada al cuidado de su familia. Ella fue la primera maestra de su hijo, y aunando esfuerzos  con   una   profesora   de   apellido

Montilla, introdujo a Duarte en el mundo de las letras y el saber.
La educación de Duarte fue esmerada. Asistió a una escuela de varones y posteriormente se le envió a la escuela del señor Manuel Aviar, donde perfeccionó sus conocimientos de lectura y escritura y donde aprendió gramática castellana, aritmética y contabilidad.
Estudió lenguas. En efecto, se dice que Duarte aprendió seis idiomas: español, francés, inglés, latín, alemán y portugués.
Duarte viajó a los Estados Unidos, Inglaterra, Francia y España. En Nueva York perfeccionó su inglés e inició estudios de geografía universal. En París mejoró sus conocimientos de francés y también se ocupó del estudio de otras disciplinas, como son la geografía, filosofía, historia, política, derecho y milicia.
Mientras el joven Juan Pablo Duarte avanzaba intelectualmente, se ponía en contacto con otros sistemas políticos, como la democracia que conoció en sus viajes por los Estados Unidos y Europa; crecían en él las ansias de hacer de su
tierra una nación libre y soberana.
A su regreso de Europa, en el año 1832, Duarte encontró su país ocupado por los
haitianos. Inmediatamente su espíritu de líder se reveló y junto con José María Serra dio los primeros pasos para la formación de una sociedad que tuviera como objetivo formar una nación libre e independiente de toda la nación extranjera.
La Sociedad Secreta La Trinitaria fue la vía utilizada por Juan Pablo Duarte para motivar, integrar y entrenar a los jóvenes de la época. De ese modo estarían en condiciones de luchar por una nación donde el yugo haitiano no existiera.
Los esfuerzos de Duarte culminan cuando el 27 de febrero del año 1844 se enarbola la bandera nacional y en la Puerta del Conde un grupo de hombres declara que somos una nación libre e independiente, que somos la República Dominicana.
Las ambiciones políticas de quienes rodeaban a este patricio lo empujaron al exilio, a abandonar la República Dominicana cuando ya era libre.
Sale de nuestro país. Primero va a Alemania y de ahí se traslada a Venezuela, donde se unió a sus hermanos y a los miembros de su familia que habían sido deportados de la República Dominicana.
En Venezuela los Duarte sufrieron no solo la soledad y el abandono, sino también las graves limitaciones económicas. Fue un duro golpe para ellos que solidarios con la Patria, habían aportado una buena parte de su fortuna a favor de la causa libertadora que lideraba Duarte.
Pasa el tiempo, Juan Pablo Duarte se entera de que Santo Domingo ha sido anexada a España por el general Pedro Santana. Regresa a su país por última vez el 28 de marzo de 1864, interrumpiendo así una prolongada ausencia. Lo que observa le produce un hondo sentimiento de frustración y amargura, volviendo de nuevo a Venezuela en agosyo de ese mismo año.
Duarte no volvió más a su país. Murió en Venezuela el 15 de julio de 1876. Sus restos fueron trasladados a la República Dominicana el 25 de febrero de 1884 por orden del entonces presidente Ulises Heureaux.

Indhira Gitte, Paola Morales y Michelle Moris
7mo de Báscia